23 junio, 2013

Te dejo ganar

Cuando alguien necesita una palabra de aliento, Dios pone esas palabras en tu boca para, a través de ti, llegar hasta el caído y levantar su ánimo llenando de amor y esperanza su corazón.
Pero, ¿qué pasa cuando eres tú quien necesita esas palabras? ¿cuando no ves la salida? ¿cuando te faltan fuerzas para seguir?.

Cierra tus ojos, es tu momento con Él. Deja de luchar, deja de pelear, déjalo ganar. Deja que su amor llegue a ti. Dale el control de todo, entrega las riendas de tu corazón y ríndete. No busques otra salida, no la hay. No evites su amor y deja de luchar contra la verdad.

Yo te pido, Dios, sana mi corazón, límpialo. Hoy yo te vengo a decir, me dejo ganar, me canse de luchar. Que tu bendición llegue, según tu tiempo perfecto. Que hoy sea el día en que mi vida cambie y que mañana por fin vuelva a respirar, a vivir. Te necesito.

Amén.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario